Colechar de forma segura


El colecho o la cama familiar es una opción personal que debe tomar cada familia, y que no debemos aceptar o rechazar por imposición de los demás. Si queremos practicarlo, debemos saber que es una opción segura y beneficiosa SIEMPRE Y CUANDO se cumplan estos requisitos de seguridad, que a primera vista pueden
parecer excesivos, pero que no son más que una cuestión de sentido común:
Tomar precauciones para evitar que el bebé se caiga de la cama. Para ello, poner el colchón bien pegado a la pared y poner al bebé entre la pared y la madre, o bien poner una barrera de seguridad bien pegada al colchón y colocar al bebé entre la barrera y la madre. También se puede considerar la posibilidad de poner el colchón temporalmente en el suelo.
Colocar al bebé junto a la madre, en lugar de entre el padre y la madre. Las madres son más conscientes de la presencia del bebé incluso estando dormidas, mientras que los padres a menudo no tienen la misma sensibilidad, al menos en los primeros meses.
Poner al bebé a dormir sobre su espalda.
Utilizar una cama grande. Algunos padres y sus bebés duermen mejor si el bebé está muy cerca pero no en la misma cama; para ellos, la mejor opción es una cuna “en sidecar”, es decir, totalmente pegada a la cama (preferiblemente atadas, para que no se separen y quede un hueco entre ellas), con los colchones a la misma altura y con la barrera bajada.
No sobreabrigar ni envolver demasiado al bebé.
No utilizar mantas pesadas o con pelo.
No cubrir nunca su cabeza. El calor humano aumentará su temperatura. Si el bebé usa un saco para dormir, no cubrir al bebé con una manta o un edredón. Durante los primeros meses, es mejor prescindir de mantas y almohadas y abrigarse más.
Si el cabecero de la cama tiene barrotes en los que pueda quedar atrapada la cabecita del bebé, forrarlo temporalmente con algo de tela. Comprobar que no existe ningún hueco entre el colchón y el cabecero o los pies de la cama.

 NUNCA duerma con su bebé si

– Se encuentra bajo la influencia de cualquier tipo de droga (incluidos el alcohol y los medicamentos tranquilizantes) que disminuya su sensibilidad a la presencia del bebé.

– Si fuma (aunque no fume en la cama ni dentro de la casa).
– Es usted una persona extremadamente obesa (obesidad mórbida). Este tipo de obesidad puede suponer un riesgo de aplastamiento, porque además puede producirse un hundimiento del colchón debido a su peso, que haría que el bebé rodara hacia usted.
– Está realmente agotada debido a la falta de sueño de tal modo que piensa que su sueño podría ser demasiado profundo como para ser consciente de la presencia del bebé.
– Está dando el pecho al bebé en una superficie blanda, como un sofá o una cama de agua. Una madre demasiado cansada podría quedarse dormida dando el pecho y aplastar al bebé.
– No es usted la madre, sino una cuidadora. No será tan consciente de la presencia del bebé ni se despertará tan fácilmente.
– No permita que los hermanos mayores duerman pegados al bebé si éste tiene menos de nueve meses, por la misma razón.
– No se quede dormida con el bebé en un sofá; podría quedarse encajado entre los cojines y asfixiarse.
– No duerma con el bebé en una cama de agua o superficie en la que pueda hundirse, ni coloque al bebé en una superficie blanda, como un almohadón. El colchón debe ser firme y parejo y estar limpio.
– No lleve lencería con lazos ni joyería en la que pueda quedar atrapado el bebé.

Evite los olores fuertes de perfumes, lacas, desodorantes… Pueden camuflar su olor natural además de irritar la nariz del bebé.
No permitir que los animales domésticos duerman en la misma cama que el bebé.
Utilice siempre el sentido común al dormir con su bebé. No olvide que cualquier cosa que haga que duerma más profundamente de lo habitual o que altere sus patrones de sueño puede afectar a la seguridad del pequeño.

Texto elaborado por AranAlex

Referencias:
Nightime Parenting y The Baby Book, Dr. William Sears
Bésame Mucho, Carlos González
Felices Sueños, Elisabeth Pantley
http://www.dardemamar.netfirms.com/
Folleto sobre Colecho de UNICEF


 

Últimos mensajes en nuestro foro:

Envía tu pregunta

 

Te recomendamos:

  •  
  • Cami-teta
  • desde: 11.99€
  • Camiseta lactancia
  • varios colores
  •  
  • Muselinas
  • 27.95€
  • Aden Anais
  • diversos modelos
  •  
  • Cuna colecho
  • desde 183€
  • Baybay
  • Envío gratis
  •  
  • Fular elástico
  • 39.95€
  • Bobawrap
  • Colores

¿Te ha ayudado? Compártelo: