Ideas, trucos y experiencias para bebés de casi un año.

Moderadores: lolilolo, Titoi, Yuziel, rafi., Tote, Trece, nuriah, rosalina, ilargi, Kim, xirimiri

  • Advertisement

por CrisMtnz
#435825 Hola, antes de nada agradecerte el contenido de la web, es muy muy útil.
Bebé de 8m, colecho, llevo un par de meses que puedo dejarlo durmiendo en la cama, le pongo el vigilabebes y puedo mientras hacer cosas por casa. Pero cuando lleva unos 50min durmiendo se despierta. Yo lo escucho y acudo, lo cojo en brazos y vuelve a quedarse dormido y lo vuelvo a dejar en la cama. Hay noches que esto me lo repite una segunda vez, otras no. Tras uno o dos despertares ya cae dormido profundamente.
Este despertar o despertares los hace también a mediodía, durante la siesta.
Me han aconsejado que lo enseñe a dormir solo, con el argumento de que la cama no es donde duermes, sino donde te quedas dormido, es decir, mis brazos. Y claro, en ese despertar, el peque busca quedarse dormido de nuevo, por eso me busca a mí. Me han dicho que si lo enseño a dormirse solo, esos despertares o desaparecen o yo no me voy a enterar, ya que al dormirse solo, pues si se despierta se vuelve a dormir solo.
Problema? Que me sabe muy mal enseñarlo a dormirse solo a base de dejarlo llorar, que yo estaría tumbada a su lado acariciando y besando, sí, pero hay que aguantar el llanto y yo no puedo.
Por favor, me puedes decir tu opinión sobre qué puedo hacer?
Mil gracias
Avatar de Usuario
por AndreaKB
#435921 ¡Hola Cristina!
Soy Andrea, respondo como alumna de prácticas de la formación de sueño de CESI, además, soy terapeuta ocupacional, voy a intentar ayudarte en relación a lo que nos has escrito.

Muchas gracias a ti por tu aportación, voy a intentar ayudarte con algunas ideas en base a lo que has comentado.

A esta edad los despertares que comentas son normales, ya que tu peque, Oliver, se encuentra en un momento de desarrollo tanto motor como psicológico. Atraviesan por un hito conocido como angustia por separación que se manifiesta con el llanto y despertares más frecuentes. Lo que comentas es muy buena actuación, en el momento en el que él llora acudir a su lado para ofrecerle tu compañía y seguridad. En este caso necesita los brazos porque busca el contacto físico frecuente de su figura de referencia. Además, para Oliver tus brazos es la vía por la que consigue conciliar el sueño y es por ello que los solicite cuando se despierta.

Por otro lado hay que tener un par de cosas en cuenta.

No tienes que dejar a tu hijo en la cama para que aprenda a dormir sólo, por el hecho de que te lo hayan recomendado. Si ni Oliver ni vosotros como padres estáis preparados deberíais esperar ya que sino se formará un ambiente de estrés y angustia por ambos lados, no favorecedor para el sueño de ninguno. Además, el hecho de que duerma sólo no implica menos despertares, ya que seguirá buscándoos para satisfacer sus necesidades de alimentación o bien seguridad, y como te he comentado antes, a los 8 meses atraviesan por esa etapa en la que tienen que tener controlado su entorno por miedo a que os alejéis o desaparezcáis.

Si lo que quieres es ir disminuyendo la demanda de brazos para vuestro descanso o bien que éstos no sean la única forma de que se quede dormido, hay alternativas.

Podéis probar variantes de tenerlo en brazos: sentada, con Oliver contra el pecho o tumbado en brazos, de pie moviéndoos hacia delante y hacia atrás, en una silla mecedora o encima de una pelota de pilates.

Oliver marca el ritmo, es necesario observarle y escuchar sus señales que os indicarán la velocidad a la que podéis ir avanzando.

Por otro lado los pasos para cambiar la necesidad exclusiva de brazos son:
    1. Sabemos que los brazos son la asociación que tiene Oliver para quedarse dormido.
    2. Vamos a modificarlo gradualmente: cambiar la manera de dormirle diaria paulatinamente. Justo cuando esté quedándose dormido, estaros cerca del lugar donde duerma y liberar levemente vuestros brazos de su contacto, apoyándole ligeramente en la superficie.
    3. Observar su reacción: si se inquieta volver a cogerle hasta que veáis que vuelve a quedarse casi dormido y volvéis a aflojar vuestro contacto pero sin alejaros.
    4. Insistir: Intentarlo las veces que podáis antes de cansaros o poneros nerviosos, cuando eso ocurra, dormirlo como siempre y los próximos días en cada despertar, intentarlo de nuevo.

*No me queda del todo claro si con los brazos necesita además movimiento, si es así primero deberíais trabajar sobre ir disminuyéndolo antes de trabajar sobre el cambio de superficie.

Este cambio se logra con tiempo e insistencia. Así que si tenéis claro que es lo que necesitáis, debéis tener gran constancia, que todo sea muy gradual y con calma ya que si se realiza un cambio muy repentino se consigue una reacción intensa no deseada.

Espero haberte ayudado y que lo comentado te resulte de ayuda para vuestro peque y para vosotros como familia. Si no es así, no dudes en contestar a este comentario y continuamos el contacto.

Un saludito,
Andrea Knelleken
Terapeuta ocupacional
Alumna en prácticas de CESI :17:

BIBLIOGRAFIA:
• Berrozpe, M. (2023) Módulo XIV: El sueño de 4 a 7 meses. En Berrozpe, M., López, R. La neurociencia del sueño infantil y sus implicaciones en la práctica y atención a las familias. Centro de Estudios del sueño Infantil (CESI).
• Berrozpe, M. (2023) Módulo XV: El sueño de 8 a 12 meses. En Berrozpe, M., López, R. La neurociencia del sueño infantil y sus implicaciones en la práctica y atención a las familias. Centro de Estudios del sueño Infantil (CESI).
por KarinaCabanas
#435938 Hola Cristina, soy Karina Cabanas, vivo en Buenos Aires, Argentina, y respondo como alumna en prácticas de la formación de sueño de CESI. Soy pediatra y consultora en lactancia (IBCLC)) y mamá de Sofia, de 10 años. Bienvenida al foro! Intentaré ayudarte con Oliver.
Oliver está pasando por una etapa en su desarrollo motor (empiezan a desplazarse) y psicológica de muchos cambios. Es una de las etapas más intensas que experimentan los papás. Aparece la angustia de separación, un proceso donde los bebes se dan cuentan que son otro ser distinto de su madre. Aparece el miedo a ser abandonado. Se manifiesta con llanto durante el día cuando su madre o cuidador se aleja y más despertares por la noche. Quieren estar en brazos continuamente, generalmente con su mamá. Lo que le pasa a Oliver es parte su desarrollo normal.
Lo podemos ayudar en este proceso es mucho contacto, pecho, colecho y juegos para que experimenten la permanencia del objeto (Cu Cu, No estoy, el espejo).Confiar en lo que sentís que necesita tu bebé, en tu intuición materna, en esa fuerte conexión que tenés con tu bebé. No tiene que dormirse llorando, o sólo en su cuna. No es capaz de autoconsolarse. Necesita a su figura de apego (su cuidador primario), de sostén para sentirse protegido, seguro y confiado. Nada mejor en esta etapa que el contacto cercano, los brazos, los mimos, el colecho.
Con respecto a las siestas, mencionás que hace varias, cada 2 hs de 45-50 minutos. A su edad suelen tener menos siestas, 2 de 1-2hs cada una. Quizás sería una buena idea hacer un diario de sueño para que puedas ver cuando ocurren esas siestas, estar atenta a las señales de sueño, tratar de que duren más tiempo, quedántote junto a él, o cuando se está por despertar volverlo a dormir con la técnica que resulte más infalible (dar el pecho, mecer, susurrar, etc.).Asi también se acomodará la noche, más allá que despertares seguirán estando y normal que ello suceda.
Aquí tenés un ejemplo de un diario de sueño: https://www.aepap.org/sites/default/fil ... ueno_-.pdf
Espero haber podido ayudarte.
Te mando un abrazo!
Karina
:dormir_sin_llorar: :117:

Berrozpe, M. (2023) Módulo XV El sueño de 8 a 12 meses. En Berrozpe, M., López, R. La neurociencia del sueño infantil y sus implicaciones en la práctica y atención a las familias. Centro de Estudios del sueño Infantil (CESI).
Berrospe,M. 2023. Protocolo de Intevención CESI®-Dormir sin llorar®.8-24 meses. En Berrozpe, M., López, R. La neurociencia del sueño infantil y sus implicaciones en la práctica y atención a las familias. Centro de Estudios del sueño Infantil (CESI).