Ideas, trucos y experiencias para bebés de más de un año.

Moderadores: lolilolo, Titoi, Yuziel, rafi., Tote, Trece, nuriah, rosalina, ilargi, Kim, xirimiri

  • Advertisement

por Paulalbanora
#435836 Buenos días, mi niña de 22 meses ha dormido bien siempre, le quité teta con 8 meses y dormía igual de bien, ya que siempre ha dormido toda la noche del tirón hasta que la levanto yo para ir a la guarde.
Además iempre ha dormido siesta por la mañana y después de comer hasta media tarde.
Bueno pues, mantiene las siestas iguales y fuera de casa no le cuesta dormir.
Donde mi madrey en la guarde se va contenta a dormir e incluso pide la mantita.
LLeva un mes que es ir a la cuna y parece que la convenzo, la tengo tumbada, pero es levantarme para irme y se pone como loca.
Ayer se tiró de la cuna, bueno y le hemos quitado la barandilla para qye se suba y se baje ella y todavía peor.
Ahora se levanta directamente nada más que me voy y se viene a mi cama que es dónde deja de llorar y duerme.
Mi pareja y yo también necesitamos intimidad, que últimamente 0 porque duerme ella en medio.
Además no queremos que se aoctumbre porque luego va a ser imposible que vaya a su habitación, pero no tenemos alternativa porque o se tira de la cuna o si la dejamos sin barrera se levanta.
Ideas? Os ha pasado? En la guarde me dicen que nada de eso, que se va encantada y donde mi madre, excepto algún día que tenga el berrinche tampoco pone pegas.
No se cómo corregir esta situación porque si la dejo en su habitación sola, se levanta de la cama a oscuras y no para de llamarme llroando hasta que entra en la mía.
Estoy desesperada....
por VerónicaPrado
#435941 Buenas tardes Paulalbanora, mi nombre es Verónica y respondo como alumna en prácticas en la formación del sueño infantil en CESI. Soy técnica en farmacia y técnica superior en educación infantil.
Lo primero, tranquilizarte, probablemente lo que le pase a tu peque se llama ansiedad por separación, y si, a veces surge inesperadamente y se suele calmar si se le ofrece lo que necesita para superarlo. Es probable que pase por una fase de crecimiento donde necesita un refuerzo de confianza y seguridad y a veces también si ha habido algún cambio recientemente que, a ojo del adulto no es casi perceptible, pero que para ellos sí, aunque haya pasado algún tiempo o aparentemente todo pareciera estar bien, por ejemplo: empezó o cambió de escuela, de profe, de habitación, de rutina, horario trabajo de los padres, etc…
Mi sugerencia es proveerle de comprensión y sobre todo cercanía, contacto, estar presente para quedarse dormidito si así lo solicita y acudir cuanto antes a su llamada, para que se tranquilice, pese a lo contrario de lo que se pueda creer, de este modo, sabrá que mamá y papá, aunque estén en la habitación de al lado, acudirán, confiarán, se calmarán y esta fase será superada antes. Sabiendo lo que necesitan para sobrellevar esta fase, y teniendo en cuenta que supone paseos nocturnos, no tengáis miedo a dormir en la misma habitación, si es lo que deseáis, en cuanto el peque lo veáis más tranquilo y receptivo y vosotros decidáis, podéis plantearos de nuevo el que duerma en su habitación.
Mi sugerencia, para dormir en su habitación, puedes hablar con el peque y explicarle que es la hora de dormir y que mamá y/o papá van a dormir en su habitación y si necesita algo, tan solo tiene que llamar y acudiréis lo antes posible. Para quedarse dormidito sin llanto, lo mejor es hacerlo de forma progresiva, podéis ofrecerle compañía durante un tiempo que irá disminuyendo a su vez que puedes ir poco a poco aumentando la distancia, por ejemplo: hasta que se quede dormido, al lado de su cunita, otro día se puede ir probando a estar al lado de la pared, después en el marco de la puerta, después avisándole que saldrás de la habitación y volverás en 10 minutos… hasta que se sienta con más confianza y tranquilo y no necesite de compañía, de este modo, facilitará saber cómo responde, si está relajado o por el contrario, se queja, volver a proporcionar cercanía y calma, además, permite acudir lo antes posible si se queja o llora para tranquilizarlo y confíe en el proceso. Durante la noche, es importante acudir en cuanto os llame, de lo contrario, su ansiedad irá en aumento, calmarlo hasta que vuelva a coger el sueño.
Es un proceso lento, progresivo en función de lo que va necesitando el peque, pero evitará alargar en el tiempo esa situación por la ansiedad por separación.
Desde mi humilde aportación, espero que os ayude un poquito en esta situación y para cualquier duda estoy a tu disposición.
Te mando un saludo!

Bibliografía:
Berrozpe, M. (2023). Módulo VIII: El sueño en compañía. En Berrozpe, M., López, R. La neurociencia del sueño infantil y sus implicaciones en la práctica y atención a las familias. Centro de Estudios del Sueño Infantil (CESI).
López, R. (2023). Módulo XVI: El sueño de 1 año a 2 años. En Berrozpe, M., López, R. La neurociencia del sueño infantil y sus implicaciones en la práctica y atención a las familias. Centro de Estudios del Sueño Infantil (CESI).
Berrozpe, M. López, R. (2023). Protocolo de intervención CESI-Dormir sin llorar de 8 a 24 meses. En Berrozpe, M., López, R. La neurociencia del sueño infantil y sus implicaciones en la práctica y atención a las familias. Centro de Estudios del Sueño Infantil (CESI).