¿Destetar para dormir más?


Foto: Flirk travel.lunas

Es una pregunta recurrente en nuestro foro sobre el sueño infantil. En muchas ocasiones muchas madres se plantean destetar con la esperanza de descansar más. Parece ser que los bebés de pecho se despiertan para mamar en la noche más veces que lo de biberón, pero ¿Realmente estas interrupciones afectan a la totalidad-calidad del sueño nocturno?

Hay algunos interesantes estudios sobre este tema y las conclusiones a las que han llegado los investigadores son bastante sorprendentes, parece ser que las madres que amamantan duermen más horas de sueño, especialmente si tienen al bebé cerca, en cohabitación o colecho.
 
Los investigadores Quillin y Glenn en el año 2004 estudiaron a 33 madres cuando sus bebés tenían un mes de vida. Recogieron dato durante 5 días del sueño de las madres y de los pequeños y 
 
Comprobaron que las madres que amamantaban dormían más tiempo en la noche que las que alimentaban a sus bebés con biberón.
 
Unos años más tarde otros investigadores obtuvieron los mismos resultados (Doan et
al., 2007). En su trabajo se analizaron los patrones de sueño a través de los diarios del sueño y la medición de la actigrafía de la muñeca a madres de bebés de tres meses.
El estudio comparó el sueño de los bebés alimentados con pecho exclusivamente (el 67% de la muestra) frente a los que eran suplementados con biberones de leche de fórmula (23% con lactancia mixta y el 10% tomaba leche artificial). Los resultados indicaron que:
 
las madres que amamantaban en exclusiva dormían un promedio de 40-45 minutos más que las madres que complementaban con biberones.
 
Pero no sólo se duerme un poquito más cada día de media, si no que el sueño es de mejor calidad. La leche materna contiene en su composición sustancias como el tritópfano que es un precursor del sueño para el bebé. Y en la lactogénesis y  en el proceso del amamantamiento participan hormonas como la oxitocina y la prolactina que tienen la capacidad de actuar como relajantes, favoreciendo de esta forma el descanso de la madre también.
A esta conclusión se llegó mediante un estudio comparó a 12 mujeres que amamantaban a sus bebés, 7 que alimentaban a los pequeños con biberón, y 12 mujeres de la misma edad como grupo control. Se encontró que el tiempo total de sueño fue muy similar en lo tres grupos, la gran diferencia se encontró en el sueño de ondas lentas (también conocido como sueño nREM, que es un marcador importante de la calidad del sueño en los adultos, ya que las personas que tienen un mejor porcentaje de este sueño, se sienten más descansados durante el día) Las madres lactantes presentaron un promedio de 182 minutos de sueño lento, las mujeres sin hijos del grupo control tenían una media de 86 minutos y las madres que criaban a sus hijos con biberón presentaban una media de 63 minutos cada noche.
 
En conclusión, se ha demostrado que las madres que amamantan y duermen cerca de su bebé descansan más tiempo que las madres que alimentan a sus bebés con fórmula. Y que la calidad del sueño de estas es superior debido al incremento del tiempo en sueño de onda lenta durante una noche.
La leche materna está especialmente formulada con hormonas y aminoácidos que favorecen la relajación del bebé y de la madre en la noche. Por lo que añadir biberones de refuerzo a la dieta de un bebé menor de dos años con la esperanza de descansar más o mejor no siempre logra los objetivos deseados y puede en interferir en la duración de la lactancia, ya que esos suplementos dificultan el mantenimiento de esta.
 
Referencias:
 
Blyton, DM, Sullivan, CE, y Edwards, N. (2002). Lactancia se asocia con un aumento en el sueño de onda lenta en las mujeres. Diario de Investigación del Sueño, 11 (4), 297-303.
Doan, T., Gardiner, A., Gay, CL, y Lee, KA (2007). La lactancia materna aumenta la duración del sueño de los nuevos padres. Journal of Perinatal y Neonatal Nursing, 21 (3), 200-206.
Quillin, SIM, y Glenn, LL (2004). La interacción entre el tipo de alimentación y el colecho en el sueño de la madre del recién nacido. Diario de Obstetricia, Ginecología y Enfermería Neonatal, 33 (5), 580-588.
Kendall-Tackett K, Cong Z, Hale TW. The effect of feeding method on sleep duration, maternal well-being, and postpartum depression. Clin Lact. 2011;2:22–26.

Últimos mensajes en nuestro foro:

Envía tu pregunta

 

Te recomendamos:

  •  
  • Mochila
  • 109€
  • Boba
  • de 0 meses a 3 años
  •  
  • Bandolera
  • desde 33€
  • sistema ancestral
  • muy fácil de usar
  •  
  • Sacaleches
  • desde 125€
  • Todo para la lactancia
  • Somos especialistas
  •  
  • Zapatitos
  • desde 19.90€
  • tallas 0-24m
  • muchos modelos

¿Te ha ayudado? Compártelo: