El colecho es seguro


El pasado 13 de marzo Antena 3 ofreció una noticia enmarcada dentro de la semana ¿mundial? del sueño. Dicha noticia presentaba las conclusiones de una encuesta encargada y realizada por un fabricante de pañales, con la colaboración de la Sociedad Española del Sueño (SES). Se preguntó a 500 familias sobre los hábitos nocturnos de sus hijos entre 0 y 36 meses de edad. Puedes ver el vídeo aquí (1): http://www.antena3.com/www/sociedad/mas-mitad-bebes-padecen-problemas-sueno_2014031300308.html.

La noticia también compartió una serie de recomendaciones para mejorar el sueño de los pequeños. Ya que, según los datos presentados, un 25 por ciento de los bebés españoles no consigue dormir toda la noche sin interrupciones, casi un 60 por ciento de los bebés tiene dificultades para quedarse dormido y/o presentan despertares frecuentes y el 70 por ciento de los padres españoles encuestados reconoce que está preocupado por el sueño de su bebé (2).

Entre los consejos ofrecidos por Diego García Borreguero, presidente de la SES y Milagros Merino, miembro de la junta directiva, destacan el ayudar a los recién nacidos a adquirir el ritmo circadiano, haciendo las actividades diarias con los y ruidos típicos de la casa y en la noche evitando las luces. También consideran útiles la rutinas y los horarios regulares. El estudio también concluye que para que un bebé sea capaz de dormir de un tirón también es necesario un buen pañal ¿cómo no? El estudio-encuesta ha sido patrocinado y hecho por una empresa fabricante de pañales (2).

Uno de los consejos que más nos llama la atención aparece al final del vídeo y dice textualmente:

“Tiene que dormir el sólo en su cuna. En ningún caso en la cama de sus padres, eso fomenta el apego excesivo con la madre 

Dicho consejo nos plantea una serie de preguntas: De entrada, la mención del concepto “apego excesivo”: ¿A qué se refiere con apego excesivo?.

El apego es necesario ¿Cuando se llega a un exceso en el apego? ese exceso va unido únicamente al momento de dormir, a la noche? ¿Por qué es excesivo? ¿cual es exactamente el daño que conlleva? Esta afirmación no tiene base, simplemente es una opinión… que es muy respetable, a nivel particular, pero no es una verdad absoluta, como para ser presentada a modo de conclusión por un organismo. Si tenemos en cuenta que Los bebés se estresan si son ignorados por más de dos minutos por su madre y las consecuencias de la Separación, estrés y llanto ¿Qué es lo que daña más al apego?

Seguidamente se lanza otro mensaje negativo, amenazante y tremendamente alarmista: Colechar puede llevar al bebé a la muerte, cita un ejemplo sin detalles y por tanto descontextualizado completamente. ¡Cualquiera se pone a colechar ahora!

Mientras resuena tal amenaza en nuestras cabezas resulta curioso e incluso divertido, observar que la familia que sale en el vídeo ilustrando con ejemplos la noticia, ¡tiene una cuna de colecho!, mirarlo de nuevo. Ese bebé duerme junto a sus padres. ¿Un guiño del redactor? Nos dicen una cosa y nos muestran otra. Da toda la sensación de que realmente se mezclan conceptos llevando a la confusión en las conclusiones.

No hay más que ahondar en el concepto de “colecho” para saber que existen unas normas básicas para colechar con seguridad. Hay opciones seguras para dormir sin llorar, como bien demuestra este tipo de cunas. Colechar es seguro: La decisión de dormir junto al bebé o no la debe tomar cada familia libremente. Son decisiones personales puesto que estamos hablando de una decisión cultural. Demonizar la opción de dormir con nuestros bebés con desgracias apocalípticas no debería ser un mensaje que surgiera de los profesionales de salud (sobre todo teniendo en cuenta que a nivel científico existen ambas “escuelas” o teorías y conviven). Una buena información basada en el colecho seguro y en cómo evitar riesgos en la práctica  tal y como se informa de las características de seguridad de las cunas, resolvería las dudas y las noches de muchas familias.

La muerte por asfixia de un bebé que está durmiendo en la cama de sus padres es un caso excepcional y se da por pura imprudencia, en la mayoría de los casos el bebé está durmiendo en un sofá o los padres están bajo los efectos de alcohol o drogas. Hay situaciones en las que está totalmente contraindicado compartir la cama con un bebé. Puedes ver las recomendaciones aquí. Por otro lado está el síndrome de la muerte súbita del lactante, que es un drama que afecta a algunos pequeños de 2 a 12 meses de edad. Las causas no están del todo claras. Se tiende a confundir o a hacer sinónimas la muerte por aplastamiento o por asfixia con SMSL (3), pero no es lo mismo. Cuando a un bebé que ha perdido la vida por SMSL se le hace la autopsia los resultados no revelan nada concluyente.  Por un mecanismo todavía desconocido, algunos bebés aparentemente sanos dejan de respirar en la noche.

Respecto a esto, Mckenna, un antropólogo que lleva años estudiando el sueño compartido ha demostrado que colechar puede prevenir el SMSL, ya que la respiración de la madre actúa como un metrónomo marcando el ritmo de la respiración del pequeño.(4)(5) No sólo los niños que colechan tienen riesgo de SMSL, otros muchos artículos científicos presentan pruebas sustanciales de que los niños que duermen en sus cunas en otra habitación (la norma imperante) está asociada con un gran aumento en el riesgo de SMSL, incluso cuando se tienen ropa de cama y colchón y la temperatura en cuenta. (6)(7)(8)

Como veis en materia de sueño infantil no hay una postura clara, unos estudios contradicen a otros, o quizá los complementan. Se puede consultar una gran revisión de estudios sobre el sueño en www.suenoifantil.net

Hoy en día con los datos en la mano las recomendaciones más sensatas para un sueño infantil sin riesgo se pueden resumir en esta normas que comparte la Asociación Española de pediatría de atención primaria, en la que cómo veis no se excluye el colecho (9).

Sánchez Ruiz-Cabello, J. Prevención del síndrome de la muerte súbita del lactante. En Recomendaciones PrevInfad / PAPPS

En conclusión, dormir junto al bebé no aumenta el riesgo de muerte súbita del lactante. Lo que podría aumentar el riesgo de muerte accidental (asfixia, aplastamiento, caídas de la cama) ses no tener en cuenta las recomendaciones básicas de seguridad. Colechar no es un riesgo en si mismo.

La forma de dormir más segura para evitar el SMSL es: dormir cerca de sus padres (en su propia cuna, o en una cuna sidecar) poner al bebé a dormir boca arriba, dar el pecho y no fumar nunca en presencia del pequeño.

Gracias a @yolypazos por el “chivatazo” desde Twiter

+INFO: Blog Apilam, ¿Qué hay debajo del colecho? http://apilamblog.blogspot.com.es/2013/07/que-hay-debajo-del-colecho.html

 

REFERENCIAS

1- Antena 3 www, Más de la mitad de los bebés padecen problemas de sueño, emitido el 13-03-2014 http://www.antena3.com/www/sociedad/mas-mitad-bebes-padecen-problemas-sueno_2014031300308.html

2- Correo farmacéutico, Un 25 por ciento de los bebés no duerme bien. http://www.correofarmaceutico.com/2014/03/13/al-dia/entorno/25-ciento-bebes-no-duerme-bien

3- Trifunov W. The practice of bed sharing: A systematic literature and policy review.  Prepared for the Public Health Agency of Canada (2009).

4- McKenna J. (1994) Experimental studies of infant-parent co-sleeping: mutual physiological and behavioral influences and their relevance to SIDS (sudden infant death syndrome). Early Hum Dev 38:187–201.

5 – McKenna, J, T. McDade, (2005) Why babies should never sleep alone?: A review of the co-sleeping controversy in relation to SIDS, bed sharing, and breastfeeding. Paediatric Respiratory Review 6: 134-152.

6- Blair PS, Fleming PJ, Smith IJ et al. Babies sleeping with parents:case control study of factors influencing the risk of the sudden infant death syndrome. CESDI SUDI research group. British Medical Journal 1999;319: 1457–1462.

7- Mitchell EA, Thompson JM. Cosleeping increases the risks of the sudden infant death syndrome but sleeping in the parent’s bedroom lowers it. In: Rognum TO, ed: Sudden Infant Death Syndrome: New Trends in the Nineties. Oslo, Norway: Scandinavian University Press, 1995. pp. 000–000.

8- Carpenter RG, Irgens LM, Blair PS et al. Sudden unexplained infant death in 20 regions in Europe: case control study. Lancet 2004; 363:185–191.

9-Sánchez Ruiz-Cabello, J. Prevención del síndrome de la muerte súbita del lactante. En Recomendaciones PrevInfad / PAPPS [en línea]. Actualizado agosto de 2013. [consultado 13-03-2014]. Disponible en: https://www.aepap.org/previnfad/pdfs/previnfad_smsl.pdf


Últimos mensajes en nuestro foro:

Envía tu pregunta

 

 

Te recomendamos:

  •  
  • Cami-teta
  • desde: 11.99€
  • Camiseta lactancia
  • varios colores
  •  
  • Muselinas
  • 27.95€
  • Aden Anais
  • diversos modelos
  •  
  • Cuna colecho
  • desde 183€
  • Baybay
  • Envío gratis
  •  
  • Fular elástico
  • 39.95€
  • Bobawrap
  • Colores

¿Te ha ayudado? Compártelo: