El ambiente del sueño


Puede que la causa más simple de las dificultades para dormir a un bebé y los despertares sea el ambiente que envuelve al niño mientras duerme. Si se espera que los niños estén felices y contentos pasando gran parte de su tiempo en su habitación, éste debe ser un lugar agradable y alegre.

Se debe evitar convertir el dormitorio en una amenaza, si se envía al niño a su habitación a modo de castigo, no deberá extrañarnos que por la noche, no quiera ir a la cama.

Decoración.

Si un niño tiene la edad suficiente como para tomar parte en la decoración de su habitación, hay que dejarle escoger los cuadros, el papel o el color de la pintura, etc. Ya que puede ser que el niño tenga miedo de su habitación y esto le impida dormir (por ejemplo un dibujo corriente en las cortinas, parece un monstruo de noche).

Iluminación.

La iluminación del dormitorio puede ser muy importante. Muchos niños tienen miedo a la oscuridad. Frecuentemente los niños con miedo a la oscuridad sienten alivio si duermen con una bombilla de bajo voltaje encendida, otra idea es un regulador de voltaje en el interruptor de luz, para poder ir reduciendo la cantidad de luz sin que el niño se dé cuenta.

Evidentemente la luz de la luna no puede manipularse, pero si el grosor de las cortinas o las persianas que tengamos.

Ruidos.

Otro aspecto a considerar referido al dormitorio es el ruido. Actualmente las paredes de los pisos o casas suelen ser muy delgadas e inevitablemente los niños oyen los ruidos procedentes del exterior y del interior del hogar. Aun así, es preferible actuar con absoluta normalidad que intentar por todos los medios no hacer ruido para que el niño se duerma. Los niños se adaptan a los ruidos habituales de su hogar muy rápidamente. Siempre y cuando no sea exagerado, un poco de ruido puede ayudar a combatir la soledad que un niño pueda sentir en su habitación.

La temperatura:

Asegurarse que la habitación se encuentra sobre los 23 ºC, con la ayuda de un calefactor suave o si hace mucho frío abrigando más al pequeño. Para evitar que se destape y tener que entrar en la noche a taparle son muy útiles los saquitos de dormir para bebés.


 
Últimos mensajes en nuestro foro:

Envía tu pregunta

 

Te recomendamos:

[price_table id=»697″ ]


¿Te ha ayudado? Compártelo: