Ideas, trucos y experiencias para bebés de más de un año.

Moderadores: lolilolo, Titoi, Yuziel, rafi., Tote, Trece, nuriah, rosalina, ilargi, Kim, xirimiri

  • Advertisement

por Sergio Hernandez
#436653 Hola , buenas tardes.

Mi hija pequeña (20 meses), la segunda, solo quiere dormir en mis brazos (su padre).

Duerme muy bien, en seguida, pero desde que nació dejarla en cama o cuna le hacía despertarse de inmediato. En mis brazos duerme muy bien, pero en cuanto la llevo a la cama grita, llora, y pelea por despertarse.

Hace un mes cogía teta en cuanto se acostaba y al despertarse por la noche volvía a dormirse con teta
Pero se la hemos quitado por la noche y tiene momentos puntuales de gritar y agitarse durante media hora como si estuviera poseída por un demonio. Con paciencia y cariño se tranquiliza y vuelve a mis brazos para dormir.

Una de cada diez veces se queda dormida en nuestra cama si la dejo sola. Allí dura una hora como mucho. Si está la mamá y la acurruca quizás se quede con ella dormida en la cama. (Sin teta)

El problema es que odia dormir en la cama, cuna o carrito. Cuando se da cuenta de que la pongo sobre la mantita en la cama hace lo posible para despertarse. Se estira, se despereza, se levanta aún muerta de sueño.

No nos importa que duerma con nosotros. Ni que se despierte mil veces a la noche. Pero sí que necesitamos y pedimos consejo para.que al dejarla en la cama lo acepte

Gracias
por Natalia Talamona
#436654 Hola Sergio,
Mi nombre es Natalia, soy alumna en práctica del curso de sueño infantil de CESI, además soy pediatra y mamá de un niño de 3 y una niña de 7 años, espero poder ayudarte.
Entiendo que vos y tu mujer están muy cansados con esta situación, pero se nota que se preocupan por ella y quieren ayudarla a dormir mejor.
Primero quisiera contarles sobre la angustia de separación, es un hito por el que pasan todos los bebes alrededor de los 8-9 meses, pero que pueden volver a tener estas crisis a los 18-24 y 36 meses. Se desarrolla con llantos durante el día cuando sus cuidadores se alejan y con mas despertares durante la noche. Y es posible que el sueño en esta etapa genere miedos e intranquilidad, porque lo entienden como una separación de sus padres y aunque me contas que tarda poco en dormirse, necesita hacerlo en tus brazos.
Además se agregan otros factores a esta edad, como la salida de los dientes, el desarrollo motor y del lenguaje, en el caso de ella empezar a correr y decir nuevas palabras, que a veces los lleva a querer practicar durante la noche, por eso siempre es importante que practiquen mucho durante el día, teniendo tiempos al aire libre.
A esta edad también empiezan las rabietas, tratar de poner en palabras estos sentimientos que tiene tu hija, entiendo que quieres dormir con nosotros, que tenes miedo, nosotros vamos a estar al lado tuyo, y así con otros sentimientos que tenga durante el día.
Siempre hablar con el pediatra para evaluar que haya alguna otra cosa que la tenga incomoda, que por tu relato no parece pero es bueno tener un control.

Sería bueno empezar con estas intervenciones y volver a hablar en 15 días a ver como resultaron:
1)En cuanto a la angustia de separación te voy a dejar una serie de consejos para ayudarlos:
- Mucho contacto Físico, responder a sus demandas mostrando sensibilidad y paciencia.
- Hablarles o cantarles cuando estamos fuera de su campo visual
- Despedirse siempre al irnos y saludarlos al volver, es caso de dejarlos con alguien, que este sea alguien de confianza.
- Por las noches dormir cerca de ella, por lo que me contas, para ella es muy importante el contacto con ustedes y eso es lo que esta necesitando en esta etapa. El colecho es una excelente opción.
- Jugar a las escondidas, siempre dentro de su campo visual, decirle a ella que también se esconda, otros juegos podrían ser jugar con el espejo y esconder juguetes o peluches atados de una soga en una caja o cajón y que ella pueda tirar y encontrarlos.
2) Favorecer un buen descanso durante el dia, entiendo que su hija debe estar haciendo una sola siesta, lo ideal es por la tarde, ya que veo que la hace en la mañana. En ese caso pasa mucho tiempo despierta entra la siesta y la hora de irse a dormir en la noche. Es importante respetar ese horario para no afectar el resto de la actividades diurnas ni el sueño por la noche. estar atentos a las señales de sueño que a esta edad suelen ser: disminuir la actividad, bostezar, frotarse los ojos, estar mas torpes con la coordinación. Intentar dormirlos un poco antes de estos signos. A veces el sobrecansancio hace q por las noches se necesite ese movimiento de los brazos para relajarse.
3) Realizar rutinas antes del sueño aprox una hora antes, previsibles, en paz y armonía. evitando luces brillantes, incluir cuentos a esta edad.
4) No sobre alimentar antes de dormir, respetar una dieta balanceada y evitar alimentos estimulantes como chocolates o golosinas.
5) Si ustedes tienen una rutina relajante, su hija descansa bien, no esta travesando angustia de separación, ni salida de dientes, ni experiementando nuevos hitos madurativos, podemos probar con un plan para cambiar la forma de dormir.
- Identificamos la asociación: en este caso los brazos y quedarse dormida
- Modificarla gradualmente: Ir cambiándola de a poco. Cuando este a punto de quedarse dormida parar de mecerla y observar su reacción, si se inquieta volver a agarrarla y cuando vemos que se va a dormir de vuelta apoyarla
-Insistir: 3,4,5 veces las q se puedan antes de ponernos nervioso o cansarnos, y al otro día en cada despertar volver a intentarlo. Se que son muy pacientes pero necesitamos un poquito mas de tiempo e insistencia.

Espero haberte ayudado y aclarado algunas de los puntos mas importantes del sueño a esta edad, cada niño es único, como también nosotros como padres y es bueno pedir ayuda en estos momentos. Espero que estos consejos les sirvan y me cuenten como les va!



Bibliografía.
López, R (2023) Módulo XII (I) El ABC del descanso. La neurociencia del sueño infantil y sus implicaciones en la práctica y atención a las familias. Centro del sueño Infantil (CESI).
López, R (2023) Módulo XV El sueño de 8 a 12 meses. La neurociencia del sueño infantil y sus implicaciones en la práctica y atención a las familias. Centro del sueño Infantil (CESI).
López, R (2023) Protocolo de intervención CESI- Dormir sin llorar de 8 a 24 meses. La neurociencia del sueño infantil y sus implicaciones en la práctica y atención a las familias. Centro del sueño Infantil (CESI).